VxT

La educación es un proceso por el que aprendemos conocimientos, habilidades y valores, y nos permite elaborar nuestra forma de ver el mundo. Es un derecho inalienable y como tal, nadie tiene competencias para negarlo. Otra cosa distinta, aunque parezcan la misma, es la escolarización. Esta es obligatoria por ley pero, desgraciadamente, bastante mediocre debido […]

cole5
La educación es un proceso por el que aprendemos conocimientos, habilidades y valores, y nos permite elaborar nuestra forma de ver el mundo. Es un derecho inalienable y como tal, nadie tiene competencias para negarlo.
Otra cosa distinta, aunque parezcan la misma, es la escolarización. Esta es obligatoria por ley pero, desgraciadamente, bastante mediocre debido a la imposición y a la desidia de absurdas políticas mal estructuradas.
En Torrelodones, no sólo no podemos escaparnos del sistema, si no que el sistema nos ha atrapado.
Estos últimos años, debido a la oferta educativa propuesta por la Comunidad de Madrid (CAM) que es la que nos dirige, basada en la Zona Única, nuestros centros escolares han visto un incremento de matrículas de niños de otros municipios muy superior al realmente soportable.
El problema radica en  que las aulas tienen una ratio de alumnos que se puede alcanzar con los niños que lo soliciten, sin importar de qué municipio vengan. Pero cuando se ha alcanzado, y por motivos de traslados de residencia llegan nuevos niños a Torrelodones y solicitan escolarizarse en alguno de nuestros centros, es obligatorio admitirles.cole1
Esto provoca o bien la sobre saturación de niños en las aulas, o que el niño empadronado en Torrelodones se tenga que ir de su zona de residencia para poder ser escolarizado. Pero, además, produce una evidente falta de espacio,  profesores agotados  y, muy a nuestro pesar, bajada en el rendimiento académico.
Queremos que la enseñanza en nuestros colegios sea de calidad, que los niños dispongan de todos y cada uno de los elementos imprescindibles para conseguir, no ya sólo un curriculum implantado por ley, sino ese nivel de educación suficiente y digno para su vida de adultos y que les proporcione conocimientos y valores necesarios para ser buenos ciudadanos. Un gran reto, sin duda.
Nuestro objetivo es conseguir que los responsables de la Consejería de la CAM se sienten a hablar con Torrelodones, cosa que hasta la fecha, y a pesar de nuestra insistencia, no hemos logrado, para intentar buscar la mejor solución al problema que el criterio de Zona Única está provocando en la educación de nuestros jóvenes, de forma que todos los empadronados en nuestro municipio puedan estudiar en él.
Inversiones
Sin embargo, no podemos olvidar que nuestras competencias como Municipio no son académicas. Sólo tenemos competencias respecto a las infraestructuras, algo en lo que llevamos trabajando desde que estamos al frente del Ayuntamiento porque lo consideramos el complemento imprescindible a una buena educación.
cole4En nuestro Programa Electoral recogemos compromisos, iniciativas y propuestas en educación que ya se han puesto en marcha.
La inversión aprobada para educación desde que hemos comenzado esta nueva legislatura (mayo 2015), ya supera los 150.000€ y tenemos previsto inversiones por un total de 350.000€ en estos 4 años.
La necesidad de invertir esta cifra viene a demostrar el lamentable estado de abandono en el que se encontraban los centros escolares del municipio: baños estropeados y sin reformar desde su construcción; patios totalmente destrozados por el uso y el paso de los años; dependencias deportivas inexistentes; instalaciones técnicas que no se ven pero que son necesarias y se encuentran totalmente obsoletas (tuberías picadas, calderas antiguas con un consumo de combustible insostenible, persianas rotas…), muebles y mobiliario escolar viejo y deteriorado por el uso, etc.
Falta de apoyo de la Consejería
La Consejería de Educación de la CAM ha hecho desaparecer varios convenios  que permitían subvencionar actividades educativas en nuestro municipio porque eran de su competencia. Por ejemplo, en actividades extraescolares, el Ayuntamiento ha dejado de percibir cerca de 45.000€ por curso; unos 40.000€/año por el Convenio de obras de colegios; y, unos 25.000€ del Convenio de Educación de Adultos. En total, más de 110.000€ de ayudas que Torrelodones deja de percibir para actividades educativas. cole2
Sin embargo, y a pesar de esta falta de financiación, hemos acordado – aún sin ser de nuestra competencia-  destinar una partida de los presupuestos a cubrir la realización de las actividades porque las creemos fundamentales para el desarrollo y futuro de la educación en nuestro municipio.
En estos tres casos, el Ayuntamiento va a continuar prestando los servicios con fondos municipales.
Pero no son únicamente estos tres casos los que han dejado de recibir apoyos por parte de la CAM. El Convenio con la Escuela Infantil ha ido disminuyendo progresiva y sustancialmente pasando de 246.000€ en el curso 2010-2011 a 130.000€  para el presente.
Lo mismo sucede en el colegio con adaptación especial de nuestro municipio. La CAM ha dejado de pagar las ayudas para los monitores que se necesitan para atender a los niños con movilidad reducida. No queda otra que el Ayuntamiento se haga responsable de cubrir esta necesidad aunque la CAM obvie sus obligaciones al respecto.
En Torrelodones tenemos muy claro, tanto desde la propia Concejalía de Educación como del conjunto de concejalías, que la vida de los niños debe ser saludable, autónoma y responsables. No cejamos en nuestro empeño con todo lo que tenemos a nuestro alcance: desde acompañarles andando al colegio con la creación del PEDIBUS (que cada vez tiene más seguidores), hasta los cursos de movilidad en los colegios pasando por la subvención del abono transporte para los chicos de secundaria y bachillerato. cole3
Las administraciones centrales no nos lo ponen fácil y cada vez son más las  trabas a la hora de poder seguir avanzando de una forma racional, justa y equilibrada en la gestión de los recursos para la educación pero, sin ninguna duda, no vamos dejar de hacer las cosas lo mejor que podamos.
 
 
 

Publicaciones relacionadas