VxT

Menudo revuelo se produjo la semana pasada con el rumor del cierre del centro de pádel de Torrelodones, Pádel People. Bulos malintencionados y sospechosos. Esta es la curiosa historia… Cuando el PP propuso, durante la pasada legislatura, la creación de un centro de pádel en Torrelodones mediante concesión, apoyamos la iniciativa porque la instalación nos […]

Menudo revuelo se produjo la semana pasada con el rumor del cierre del centro de pádel de Torrelodones, Pádel People. Bulos malintencionados y sospechosos. Esta es la curiosa historia…
Cuando el PP propuso, durante la pasada legislatura, la creación de un centro de pádel en Torrelodones mediante concesión, apoyamos la iniciativa porque la instalación nos parecía importante y necesaria pero, en ese mismo pleno, aconsejamos el cambio de ubicación. Dicha sugerencia no se tuvo en cuenta y el concurso se licitó y adjudicó tal y como estaba planteado desde el principio antes de que Vecinos por Torrelodones llegara a la Alcaldía.
La verdad es que el proceso de contratación fue bastante bochornosos porque desde el primer momento pareció que, antes de convocarse, ya tenía adjudicatario. La mesa de contratación y el nuevo gobierno de Vecinos intentó poner un poco en orden en todo el proceso. Ha sido durante esta legislatura cuando se han otorgado las licencias de construcción correspondientes y se ha controlado el largo proceso de construcción del centro de pádel. Es de destacar que el proyecto licitado por el PP no previa ningún tipo de pantalla acústica.
pantallas
Una vez construidas las pistas, los vecinos de la urbanización colindante manifestaron al Ayuntamiento sus críticas, opiniones y, en algunos casos, una clara oposición. Su principal queja era que no habían sido informados de nada cuando el PP licitó el proyecto y que se oponían frontalmente a las instalaciones. Curiosamente, al frente de este grupo se encuentra la ex gerente de urbanismo del Partido Popular de la anterior corporación y miembro de una familia con gran influencia en la actual ejecutiva de ese partido. ¿Ella no sabía nada de este proyecto? ¿De verdad? ¿Debemos creernos que siendo la gerente de urbanismo no lo sabía? Y si lo sabía, ¿no lo compartió con ningún vecino? Ya entonces les expresamos nuestro malestar por el proceder del PP y les informamos de que, desgraciadamente, no era posible detener una concesión ya otorgada en concurso público
Una vez acabadas las pistas y tras algunas semanas de funcionamiento convocamos a los vecinos a una reunión con el fin de escucharles y tratar de reducir las molestias que estaba ocasionando la nueva instalación. Fue una reunión dura, de las más duras que hemos tenido a lo largo de estos tres años, pues un pequeño grupo de vecinos mostraba una tremenda agresividad y reclamaba el cierre inmediato de la instalación. Otro grupo, más mayoritario, reclamó medias concretas para reducir el impacto de la práctica deportiva.  Tras esa reunión acordamos con los vecinos poner en marcha un importante número de medidas que incluía: 
1. Realización de un estudio acústico para evaluar el nivel sonoro que sufrían los vecinos. 
2. Señalización de las calles privadas para evitar el aparcamiento de los usuarios del pádel. 
3. Cambio de la entrada al pádel y cambio de sentido de la calle.
4. Compromiso de tomar las medidas necesarias para que reducir las molestias de la instalación.

cartel
Encargamos el estudio al laboratorio de acústica de la Universidad Politécnica (UPM) con el fin de garantizar la solvencia del mismo. Se realizó un estudio completo de los niveles acústicos dentro de las casas de los vecinos con grabación permanente a lo largo de 5 días.  Los resultados del estudio fueron claros: en determinadas horas, se superaban los niveles acústicos permitidos por la legislación. Inmediatamente se informó a los vecinos y a los concesionarios a los que se requirió para que tomaran las medidas necesarias para reducir el ruido.
En un tiempo récord los concesionarios construyeron las pantallas acústicas. Una vez instaladas las pantallas se encargó otro estudio sonoro a la UPM. Es curioso pero ya en este caso los vecinos más beligerantes no permitieron instalar los micrófonos dentro de sus casas. Aún así las mediciones se tomaron en el exterior de las mismas y en los días de mayor ocupación de las pistas, y los niveles de ruido habían bajado sustancialmente y cumplían con la ley. 
Una vez constatado este hecho, se concedió la licencia al establecimiento pues cumplía con todos los requerimientos legales. Seguimos en contacto con los vecinos, que se manifestaron, en su mayoría, satisfechos con las medidas tomadas. Solo un pequeño grupo mantiene su beligerancia y aseguró que iría a muerte contra la instalación. Como no podía ser de otra forma, al frente de este grupo se encuentra la ex gerente de urbanismo del Partido Popular.
Hace algunas semanas, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dio la razón a un vecino que reclamaba el cierre de la instalación por no disponer de licencia y por superar los niveles sonoros permitidos. Una vez leída la sentencia por los servicios jurídicos municipales, se comunicó al juez el acatamiento de la sentencia puesto que ya se habían cumplido con las exigencias: hay licencia y los niveles sonoros son los permitidos, algo que corregía el proyecto aprobado por el PP y que el juez desconocía.
Respetamos la posición de los vecinos pero no podemos dejar de insistir en que cuando éstos compraron sus casas sabían perfectamente que la parcela colindante era propiedad del Ayuntamiento y, por lo tanto, prevista para equipamiento municipal (fuera cual fuera). Que en entre los vecinos se encuentren familias apellidadas de una forma u otra, no debería implicar una actuación diferente al caso de que estas familias no estuvieran. Con Vecinos por Torrelodones ya no.
Realmente lo más chocante de esta ‘curiosa’ historia es que sea una ex gerente de urbanismo la que alegue el desconocimiento de los usos que el planeamiento urbanístico preveía para la parcela situada delante de su casa. ¿A qué se dedicaba esta señora entonces cuando estaba en el Ayuntamiento y cuando el partido al que pertenecía propuso su votación en el pleno en el que se aprobó?
En Vecinos por Torrelodones realmente creemos que Padel People es una instalación magnifica que ha supuesto un gran salto cualitativo en las instalaciones deportivas de este municipio.
Continuaremos vigilando la instalación y requiriendo a los concesionarios para que tomen las medidas necesarias para que todo siga en orden y según establece la ley. Mientras, los que van por la calles vociferando el cierre de la instalación y la ilegalidad de la misma que lo tengan en cuenta cuando ellos mismos están jugando al pádel en esta instalación (que lo hacen y muy a menudo), no vaya a ser que la mala suerte les acabe echando de la pista. Por tramposos.
Y a tí, ¿te gusta jugar al pádel?
 
 
 

Publicaciones relacionadas