VxT

Desde que llegamos a la Alcaldía, hace ya más de 3 años, un temita que nos trae de cabeza es el de nuestras fiestas populares. Como todos sabemos en Torrelodones tenemos dos fiestas patronales, una en julio – el Carmen – y otra en agosto, Nuestra Señora de la Asunción y San Roque. Para gustos, […]

elecciones
Desde que llegamos a la Alcaldía, hace ya más de 3 años, un temita que nos trae de cabeza es el de nuestras fiestas populares. Como todos sabemos en Torrelodones tenemos dos fiestas patronales, una en julio – el Carmen – y otra en agosto, Nuestra Señora de la Asunción y San Roque.
Para gustos, colores. En nuestro municipio hay gente que las adora y gente que las odia. El ruido, los gamberros, la suciedad, las peleas… están en la lista de los más detractores; las costumbres, la diversión, los juegos de los niños, el baile… en la de los defensores. Y todos ellos tienen su parte de razón.
Nuestro municipio, con casi 23.000 habitantes, tiene dos fiestas con todo lo que ello supone para los propios ciudadanos como para las arcas del Ayuntamiento. Desde el principio tuvimos claro que no queríamos apoyar fiestas del desparrame, de la gamberrada por la gamberrada, de las mafias y prebendas de ciertos feriantes… E intentamos cambiarlas. Y, desde entonces hemos recibido tantas críticas como aplausos. Nunca llueve a gusto de todos. En la Revista Municipal de Torrelodones puedes leer muchas de estas opiniones.
En esta primavera nos planteamos la necesidad de someter a votación popular la oportunidad o no de unificar ambas fiestas con el objetivo de hacer estos eventos más coherentes con los tiempos y las necesidades de la comunidad. Ni siquiera esta acción ha sido fácil. Tan sólo fijar la fecha de la consulta ha supuesto horas de discusiones vanas e incoherentes en el seno del ejecutivo local. Hemos llegado a escuchar que no se podían hacer coincidir con las votaciones al Parlamento Europeo, como nosotros proponíamos, porque podían llegar a “distorsionar la intención de voto” (portavoz del PP dixit). ¿Estamos locos? Estamos tontos.
La participación no necesita estar tan reglada ni encorsetada, pero tanto PP como Actúa exigieron todas las formalidades legales existentes, con el coste que esto supone a las arcas municipales: Horas personal: 13.647,92€ y avituallamiento personal (27 en mesa y 16 voluntarios Proteccion Civil): 1.000€ Total: 14.647,75€. La propuesta que Vecinos  por Torrelodones defendía, junto al PSOE local – abrir un plazo de varios días en horario laboral y permitir la edad inicial de voto a los 16 años- fue desechada categóricamente por PP y Actúa. Exigían todos los formalismos existentes para abrir la participación. Tanto es así, que una vez aprobado en pleno todas sus exigencias, NO han cumplido con su primera obligación: presentar en tiempo y forma interventores y apoderados para la jornada del día 8. ¿Desidia? ¿Dejadez? ¿Falta de personal para cubrir el expediente?
Todo esto debería hacernos recapacitar.
Para Vecinos por Torrelodones lo primero y más importante es potenciar la participación vecinal, abrir un debate, algo que recogíamos en el compromiso 8 de nuestro programa electoral; sí, eso que los partidos al uso se saltan con total impunidad y que nosotros nos empeñamos en cumplir. Creemos que un pueblo debe tener una sola fiesta, para todo el municipio – Pueblo y Colonia – con actividades en ambas zonas. Julio nos parece la fecha más adecuada (en agosto hay mucha menos gente). También hay una razón económica que avala esta postura: con la que está cayendo no tiene sentido gastar lo mismo en fiestas que en el asfaltado de calles, en seguridad o en limpieza de nuestro pueblo. Las cifras hablan por sí solas.
fiestas2
fiestas2
Además, hay que compatibilizar el descanso y el ocio, los deseos de los que quieren descansar y de los que quieren divertirse. Seamos sensatos. Entendemos que haya gente que considere lo contrario, que para ellos las fiestas sean importantes, que son parte de la tradición y que potencian el comercio local (aunque muchos cierren en esas fechas huyendo del follón) Los días festivos de carácter religioso lo seguirán siendo, haya charanga o no.
Desde el principio hemos propuesto un modelo diferente de fiestas, más participativo, que aglutine a un mayor número de personas con gustos diversos, con programación variada de eventos y predominio de la juegos infantiles, competiciones deportivas, actividades organizadas por los propios vecinos y peñas, actuaciones… frente a las tradicionales fiestas de atracciones, chiringuitos y ruido.
Tenemos consulta el próximo domingo, 8 de junio. Entonces veremos cuánta gente tiene en su agenda de prioridades decidir entre una o dos fiestas. En pro de las tradiciones (también lo ha sido tirar una cabra desde un campanario, por cierto) o en favor del ¿evolucionismo? tenemos en nuestra mano la capacidad de decidir. Algunos pensarán que es una nimiedad y una pérdida de tiempo; otros, que nos va la vida en ello. En cualquier caso, ahí va tu momento. Opina entonces o calla para siempre.
Y tú, qué prefieres, ¿una o dos fiestas en Torrelodones?
Recuerda, el día 8 tienes la oportunidad de participar. Vota sí o no, pero vota.

Publicaciones relacionadas