VxT

Después de no contar el equipo de gobierno de Vecinos por Torrelodones con la confianza de los partidos para sacar adelante los presupuestos de 2014, en Torrelodones se plantea la posibilidad de una moción de censura por parte del PP para cambiar al actual equipo de gobierno, con el apoyo del grupo municipal Actua (escisión de Izquierda Unida) Los extremos se tocan.

Como ya preveíamos, no hemos sacado adelante la Moción de Confianza que Elena Biurrun planteó al Pleno del Ayuntamiento tras no conseguir quórum para el presupuesto de 2014.
Ahora sólo nos queda esperar y ver qué maniobras se orquestan para que triunfe una moción de censura contra el equipo de gobierno y regrese al poder – que no a la alcaldía, porque ellos no gestionan, sólo quieren poder- el Partido Popular.
Nuestro ascenso a la gobernabilidad de Torrelodones sin mayoría se produjo por el hartazgo del pueblo a los más de 25 años de gobierno – por llamarlo de alguna forma- del PP. Queríamos un cambio, uno de verdady todos entendimos que el único cambio posible sería alejando del gobierno a un partido político que lejos de atender las necesidades del pueblo gobernó año tras año en pro de los intereses propios y particulares del partido y de personas con nombres y apellidos. Todos sabemos de quiénes estamos hablando; mal que nos pese, vivimos en un pueblo.
Sin duda, la oportunidad de llegar a la alcaldía se debe a el apoyo del PSOE y de Actúa, este partido que salió de las filas de la izquierda y que se declara progresista.
La convivencia es difícil y complicada, y el horizonte electoral hace creciente la presión. La herencia envenenada con cajones llenos de facturas sin pagar y pufos personales transformados en problemas del consistorio, unido al difícil momento económico que vivimos todas y cada una de las familias, lo agrava aún más.
Sólo queda una salida: la rotundidad de los pasos dados y por dar. Torrelodones merece seguir adelante. Otros pueden incluso llamarlo soberbia o prepotencia pero creemos que se trata de gobernar, eso por lo que nos pagan.
Entrar a rebatir todos y cada una de las mentiras que se han vertido estos días, especialmente durante los plenos, para justificar lo injustificable haría inviable esta entrada. Ahí están las actas para que cada uno confirme quién es el mentiroso, pero si nos gustaría que se hablara con conocimiento de causa y no tras ingerir un gran trago de agua de charcos (que somos muy dados a hablar sin saber)
Gobernar, – que no tener el poder, que no es lo mismo- es muy complicado. A la actitud sistemática del “me opongo” del PP sin propuesta alguna “porque no tenemos tiempo”, se une los juegos de poder de los partidos bisagras que no llevan muy bien la falta de protagonismo.
Ver al partido supuestamente progresista avanzar en pro de colocar de nuevo a un alcalde del PP sin pararse a pensar por un minuto que por ahí ya pasamos… nos aterroriza; A nosotros y a medio país, que sigue sin entender cómo se puede seguir apoyando a un partido que representa la burbuja del ladrillo, la privatización de la sanidad pública, la destrucción de la educación; el partido de Bárcenas, de los sobres y la contabilidad b, de las obras públicas faraónicas propias de megalómanos ignorantes, de tantas y tantas cosas tan poco progresistas como inteligentes.
Todo está por ver, pero como dijo Elena en su discurso durante la Moción de Confianza, Torrelodones se merece algo más que volver al pasado más oscuro.

Publicaciones relacionadas